Mazatlán, Sin. – En medio de un recorrido en pro de sus derechos laborales, la manifestación de músicos se convirtió en un escenario de confrontación en Mazatlán.

Policías Municipales intentaron detener a Jesús Javier García, conocido como «el trompas de Sinaloa», desencadenando la reacción defensiva del resto de los participantes.

El enfrentamiento se intensificó cuando los músicos respondieron lanzando bases y otros objetos en defensa propia.

Ante la creciente tensión, Jaime Othoniel Barrón Valdez, Secretario de Seguridad Pública Municipal, intervino para mediar y evitar que la situación escalara a niveles más peligrosos.

A pesar de los esfuerzos de mediación, la protesta continuó en la avenida Camarón Sábalo, donde músicos, ciudadanos y turistas expresaron su rechazo a la prohibición de las bandas en las playas locales.

La tensión en torno al conflicto laboral de los músicos se suma a la creciente preocupación por el impacto de las políticas locales en la comunidad.

«Si ustedes ven en las redes, van a ver en todo el estado y a nivel nacional, cómo la gente está solidarizándose con ustedes, nada más quieren trabajar a mucha honra», dijo una manifestante.

La protesta de músicos llegó hasta el Hotel Pueblo Bonito, el cual es propiedad de uno de los principales impulsores de la iniciativa anti-ruido en Mazatlán.

Se vivió un segundo encuentro con la policía

Tras las protestas del mediodía, músicos armaron una fiesta al aire libre en la glorieta del Valentino, en agradecimiento a los turistas y locales que los apoyaron, sin embargo la celebración terminó en un nuevo encuentro con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Mientras tocaban sobre uno de los carriles de la avenida Del Mar y cientos de personas bailaban al ritmo de la tambora sinaloense, algunos de ellos se enfrascaron en una discusión con los policías que custodiaban el área

Tanto músicos como elementos policiacos comenzaron a lanzarse golpes mientras decenas de personas se alejaban del área en busca de un lugar seguro.

Tras varios minutos de empujones y gritos los elementos policiacos se retiraron en medio de agresiones de los músicos, quienes les aventaban botes y botellas de vidrio mientras dejaban la zona.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Toda esta situación, ocurrida alrededor de las 10:00 de la noche, fue difundida en redes sociales a través de videos que los usuarios grabaron y compartieron.

Este miércoles al mediodía también se presentó una trifulca mientras los músicos tocaban frente al hotel Pueblo Bonito, que es propiedad del empresario Ernesto Coppel Kelly, uno de los principales promotores de la iniciativa anti-ruido en la zona costera del puerto.

Sin pronunciamiento oficial

La Secretaría de Seguridad Pública no ha emitido ningún pronunciamiento al respecto de esta situación.

Tampoco se informó si hubo personas detenidas o lesionadas.

Tras el retiro de los oficiales, los músicos siguieron tocando para beneplácito de los cientos de turistas y locales reunidos.

Nota publica en El Sol de Mazatlán

Por Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *