Esa fue la experiencia, yo guiando a todo el mundo, hablando tonterías, perdiendo poco a poco el control de la realidad.

Hay algo que encuentro hilarante en que se diera una sola gomita. ¿Por qué les hicieron dar solo una?

¡No compraron suficientes gomitas! ¡Ni siquiera compraron suficiente limonada! ¡Tuvimos que cambiar a limonada porque se nos acabó! Esto es lo que me alucina. Sabes cuánta gente viene. Una gomita por cliente… Wonka es un viejo tacaño.

¿Puedes explicarme qué ocurre exactamente en la imagen viral del oompa loompa (perdón, wonkidoodle)? ¿Qué está haciendo?

Creo que ella se estaba haciendo la misma pregunta. Se suponía que era un laboratorio donde se fabrican las habichuelas mágicas. En realidad estaba haciendo ciencia, ya sabes, creando las habichuelas mágicas.

Mujeres científicas, sí.

Sí. Sé que parece un laboratorio de metanfetaminas, pero no sabes cómo se hacen las habichuelas mágicas.

¿De dónde viene el humo? ¿Qué fue eso?

Probablemente algo estaba ardiendo. No, creo que tenían una máquina de humo. Pero hubo un momento en el que olimos a quemado y estábamos preocupados de que algo estuviera ardiendo.

No paré de decir durante todo el día «alguien va a salir herido». ¡Había un castillo inflable en un suelo de cemento!

¿Qué hacía Coull durante el evento mientras sucedía todo esto?

Lo único que le vi hacer fue caminar en círculos. Corría de un lado a otro… En realidad, debería haber sido el Desconocido, porque era bastante bueno apareciendo de la nada, susurrándome al oído algo como «Estás pasando demasiado tiempo con los niños» y desapareciendo en la oscuridad.

El plan cambió a mitad de camino. Me dijeron que no pasara tanto tiempo con los niños, que intentara que todos pasaran lo más rápido posible. Fue entonces cuando me sentí un poco asqueroso. Porque ahora era como “solo quisiera su dinero, no quieres que estos niños se diviertan”. Me dijeron que abandonara el guión. Así que ahora lo que tienes es sólo al Desconocido en un almacén asustando innecesariamente a los niños sin el guión. No hay explicación para esto. Es solo alguien saltando y asustando a los niños sin ninguna razón.

¿Por qué llamaron a la policía?

Los padres se estaban enfadando. Los niños estaban llorando. O sea, no conoces la angustia hasta que has visto a una niña pequeña vestida como un oompa loompa llorando y sosteniendo una gomita. Esa puede ser la imagen más triste que he visto en mi vida. Eso es lo que veo cuando cierro los ojos por la noche.

Así que me tomé un descanso para comer y me senté en el coche a pensar en la cantidad de malas decisiones que había tomado. Y cuando volví al evento, había una multitud de gente enfadada, gritando, pidiendo devoluciones, queriendo la cabeza de Billy Coull en un palo.

La gente gritaba. Lo perseguían por todo el recinto con sus teléfonos y le decían «te tengo grabado». La otra persona que dirigía el evento con él estaba llorando. Los actores se quedaron parados como diciendo «¿qué hacemos?» Nos dijeron que el evento había sido cancelado. Así que me acerqué a los actores y les dije «¿deberíamos ir al pub?» Que es lo que hicimos, nos fuimos al pub.

Es comprensible.

Al final del día, nosotros no organizamos esto. Hicimos lo mejor que pudimos. Nos merecíamos un trago. Y cuando volvimos del pub, vimos que la policía estaba allí, dos furgonetas policiales y dos coches patrulla. Creo que la amenaza de violencia había aumentado bastante. Es increíble que nadie resultara herido, de verdad. Porque Coull es probablemente una de las personas más antipáticas de Glasgow ahora mismo.

Creo que la policía tuvo que venir, básicamente para evitar que alguien saliera herido. Y mi fábrica de chocolate ya no existía.

Artículo publicado originalmente en WIRED. Adaptado por Alondra Flores.

Por Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *