Miles de sonorenses consideran como un sueño que el litro de gasolina volviera a estar por debajo de los 20 pesos por litro, lo cual no ha sucedido en mucho tiempo.

Es el caso de Ramón Millanes, quien desde hace unos años se dedica a ser socio de una plataforma de viajes privados, y en un principio catalogaba ese trabajo como muy remunerable, debido a que había días en los que sacaba lo que ganaba en una semana en su anterior empleo en una maquiladora.

Pero esa tendencia ha cambiado con el paso del tiempo, debido al incremento en el valor de los hidrocarburos, ya que de pagar entre 17 y 18 pesos el litro en 2019, ahora se maneja entre los 25 y los 27 pesos la gasolina Premium.

Lee también: Evidencia Profeco a Guaymas como el municipio más «carero» en gasolina

“Yo antes le echaba pura ‘roja’ al carro para que tuviera mejor rendimiento, porque es mejor gasolina que la ‘verde’, pero ahora está carísima la Premium y le tengo que mezclar, mitad del tanque de una y de la otra para que alcance”, externó.

Debido a este escenario se han reducido sus ingresos como chofer, pues antes con un tanque lleno daba servicio entre dos y tres días, ahora debe llenarlo cada día y medio, pero además pagar más.

“¿Qué no dijeron que la gasolina iba a costar 10 pesos el litro? Se les olvida a los políticos sus promesas y la gente es la que tenemos que terminar pagando más, siempre”, lamentó.

El consumidor final es quién más lo reciente

Otro de los sectores que suelen verse afectados por los aumentos en el precio de los combustibles son los empresarios y comerciantes, quienes también deben amortiguar la inflación, la variación en los productos, entre otros factores.

El presidente de la Federación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Fecanaco) en Sonora, Martín Zalazar Zazueta, indicó que esa medida que aplica todos los años la Secretaría de Hacienda, aplicará en este 2024 un aumento del 4.32 por ciento al IEPS y esto a su vez se traducirá en el costo que pagan las personas al adquirir ciertos productos.

“Con el incremento del IEPS seguramente subirán de manera inmediata muchos de los productos que están gravados con este impuesto, tales como la gasolina, diésel, bebidas alcohólicas, cerveza, cigarros, sodas, comida chatarra, entre otros”, manifestó, lo cual tiene preocupados a los locatarios, quienes tendrán que ajustar los valores en productos y servicios.

Cuando sucede algo así, no significa que los vendedores o productores dejen de adquirir ciertos artículos en general, pero sí implica buscar otras opciones más económicas para amortiguar lo que se paga por los combustibles, aunque el impacto más fuerte se lo llevan los consumidores al absorber toda la cadena de aumentos y eso le pega fuerte a su economía, resaltó.

Y es que les resulta imprescindible el uso de esos compuestos orgánicos asociados a la cadena de proveeduría, pues se necesita trasladar mercancía de un punto a otro, ya sea dentro de la ciudad, Estado o entre países, en camiones o tráileres.

“Esto es algo que ya hemos vivido en otros inicios de año, pero si ya de por sí tenemos una de las canastas básicas más caras del país, esto podría tener un impacto aún mayor en los costos de todos los productos que consumimos con regularidad”, apuntó.

Por este y otros factores, subrayó que es inevitable que miles de sonorenses se verán afectados por esta tendencia, lo cual traerá consigo una cuesta de enero por demás pesada.

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador habla de que no existen ya los gasolinazos en su administración, la realidad es que se mantiene un ambiente de zozobra en la población porque se aumentó un 2% el costo por ese producto este año.

Hay estabilidad en el precio de las gasolinas

Para el presidente estatal de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo A.C. (Onexpo), Luis Muñoz Santini, existe una estabilidad en el precio de las gasolinas, con la excepción del IEPS, sin que resulte de consideración para el mercado.

“Se ha mantenido, se ha manifestado tal y como las autoridades lo han manifestado, sí hubo una variación en el IEPS, pero en sí pudiéramos estar viendo variaciones dependiendo de las zonas en las que estén”, adelantó.

Será hasta mediados de año cuando se determine si realmente esos ajustes traerán consigo una desestabilización económica, puesto que en este momento es muy pronto para emitir un juicio sobre el tema.

“La variación que oscila es en un 2%, pero hay que esperar, es principio de año y ver cómo se siguen mostrando, a partir del 16 de enero debe haber un movimiento interesante”, añadió.

Ciertas estaciones de servicio en municipios como Ciudad Obregón y Hermosillo han figurado en las últimas listas publicadas y difundidas por la Profeco como las que dan más caros los litros de combustible, una tendencia que preocupa a los ciudadanos por la falta de regulación hacia los expendedores.

Sin embargo, a decir de Muñoz Santini el mercado luce estable, debido a que la mayoría de los puntos de venta ofrecen los hidrocarburos en valores promedio que van desde los casi 21 pesos hasta los 24 en la regular, aunque en el caso de la premium sí da un salto al cotizarse entre los 27 y los 28 pesos por unidad.

“El mercado ha tratado de demostrar estabilidad, creo que debe mantenerse al menos durante el primer semestre”, sostuvo el líder empresarial.

Para las localidades fronterizas el litro se ofrece en 18 pesos, con la intención de competir con Estados Unidos donde en el caso de Arizona se vende en 2.8 dólares el galón, lo que significa que cada unidad tiene un precio de 11.6 pesos, lo cual conlleva que haya personas que crucen a Nogales, Arizona para cargar combustible.

“En EU es una fluctuación y variación drástica y de forma constante, acá no se ha dado ese efecto y están de manera que no haya una diferencia con el centro del estado o franjas fronterizas”, finalizó.

Recibe noticias, reportajes e historias directo a tu celular: suscríbete a nuestro canal de WhatsApp

Por Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *