Hermosillo, Sonora; 16 de mayo de 2024.- Los pacientes con hipertensión arterial no controlada pueden llegar a tener consecuencias crónicas en su salud como problemas renales, de corazón, de la vista y de forma aguda pueden llegar hasta un infarto o un derrame cerebral, entre otras enfermedades.

En el marco del Día Mundial de la Hipertensión Arterial que se conmemora el 17 de mayo, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson), a través del especialista en Medicina Integrada, Miguel Ángel López Torres, emitió recomendaciones sobre los cuidados y medidas para llevar un buen control de la misma.

De acuerdo con el médico del Instituto, ninguna persona con diagnóstico de Hipertensión Arterial y con un tratamiento médico, debe suspenderlo, pues esa es decisión del médico tratante en casos excepcionales, por ejemplo, que el paciente haya bajado el peso que se requiere.

López Torres señaló que, para un buen control de la presión arterial elevada, además del tratamiento médico, una buena alimentación y el ejercicio diario siempre van a ser fundamentales, pero también es necesario evitar los factores de riesgo como el consumo del tabaco, de alcohol y el exceso de sal.

«Si papá, mamá, hermanos padecen hipertensión arterial es importante acudir a su centro de salud para hacer un chequeo periódico y detectar si tenemos o no hipertensión, y si no se tiene, pues revisarse cada año o cada seis meses para su detección o bien, prevención», detalló el especialista en Medicina Integrada de Isssteson.

Por Agencias