«Soy un gran fan de Uncharted “, dice Belair. ”¿Por qué Nathan Drake es blanco? No es algo que tengamos que justificar. Simplemente lo es».

En internet, otros desarrolladores de estudios con los que trabaja Sweet Baby han salido en defensa de la compañía. En un hilo en X, un escritor de Insomniac Games confirmó que, como consultores, Sweet Baby ofrece ideas, comentarios y escritura, “pero nada de eso llega al juego a menos que el equipo principal de desarrollo esté de acuerdo con ello”. Tras la publicación y los ataques de desató, ese escritor ha bloqueado su cuenta. “Sweet Baby no es ningún grupo consultor que venga a destrozar juegos. Ayudan a aterrizar las tramas y a profundizar en los personajes. Alivian la carga del equipo narrativo principal”, dijo. ¿La principal respuesta al hilo? «Aléjate de nuestro hobby y llévatelos contigo».

Dolor dentro de la industria del videojuego

La campaña de acoso contra Sweet Baby llega cuando la industria del videojuego atraviesa un periodo de inmensa contracción. Unos 8,000 empleados de la industria del videojuego ya han perdido su empleo en 2024. Casi un tercio de los desarrolladores se vieron afectados por despidos el año pasado, y hay un movimiento creciente dentro de la industria para que los trabajadores se sindicalicen para proteger los puestos que quedan. La pérdida colectiva de talento que está sufriendo la industria repercutirá inevitablemente en la calidad de los videojuegos venideros.

Sin embargo, en el Discord de Sweet Baby Inc Detected, donde los usuarios denuncian a menudo lo que consideran un declive en la calidad de los videojuegos, no se muestra mucha preocupación por el tumultuoso año que ha vivido la industria. «No siento nada por esos desarrolladores que han perdido su trabajo», escribió un usuario.

Para el cofundador de Sweet Baby, David Bédard, esa disonancia es chocante. «Aman los juegos pero odian a la gente que los hace», dice. «No tendrán juegos si no hay más gente que los haga».

Esto también es cierto fuera de las filas de Sweet Baby. El año pasado, una encuesta realizada por los organizadores de la Game Developers Conference reveló que más del 75% de los desarrolladores de juegos encuestados creen que el acoso que ejercen los jugadores es un problema «grave» o «muy grave».

Sweet Baby es el chivo expiatorio de todo lo que algunos jugadores odian en los juegos, especialmente en lo relacionado con la diversidad y la inclusión. Antes, dice Bédard, «no tenían a nadie a quien señalar con el dedo».

«Lo que nos dicen es que somos la razón por la que todos estos juegos ‘están fracasando’. Pero ocurre que algunos de estos juegos son los más nominados o premiados del año pasado», añade Bédard.

Por mucho que Sweet Baby Inc Detected busque denunciar a la empresa contra la que se moviliza, Belair dice que ambas tienen más en común de lo que creen. «Yo tampoco quiero la tokenización«, afirma. Parte del trabajo de Sweet Baby es hacer que los personajes sean más auténticos y dinámicos dentro de sus mundos, que sean personajes fuertes, dice, en el sentido de lo bien que están escritos y realizados.

Belair concede que hay conversaciones positivas e interesantes que se deben tener sobre el tema, «pero no pueden partir de este estado de cosas», continúa, «no se puede convencer a los teóricos de la conspiración. No se puede convencer a los que odian. No se puede forzar que cambien de opinión. Pero, al menos, podemos proporcionar a otras personas un lugar donde hablar de lo que creen, hablar de sus valores.»

Los fundadores de Sweet Baby afirman que, en lo que respecta al negocio de la empresa, la campaña de acoso no ha conseguido, hasta ahora, interrumpir su trabajo. Sus clientes les apoyan, dice Belair, porque muchos estudios de juegos están familiarizados con el acoso en línea. Sweet Baby ha dudado a la hora de mencionar directamente en qué personajes o argumentos ha trabajado, porque a Belair le preocupa que eso pueda llevar a acosar a otros desarrolladores de esos proyectos.

«Si algo no te gustó, no pasa nada. No compres otro [juego] si no quieres, pero no hace falta que lances toda una campaña de odio al respecto», dice.

Por Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *