Hay algo misterioso que nos cautiva de los dinosaurios voladores más pequeños, es decir, los colibríes. ¿Será su tamaño? ¿La increíble capacidad de volar en todas las direcciones a velocidades que desafían nuestros ojos? ¿Su forma tan característica con un delgado pico que les permite alimentarse del néctar de las flores? ¿O las plumas iridiscentes tan hermosas que lo hacen destacar del resto?

Este asombro lo compartimos con nuestros ancestros, que consideraban al colibrí, o «huitzi» en náhuatl, una representación de Huitzilopochtli, integrante principal de su cosmogonía. A la fecha se les siguen dando propiedades místicas, como considerar su visitas la representación de seres queridos fallecidos o amuletos de buena suerte, lamentablemente incluyendo matarlos en vano para realizar “amarres”.

En México se distribuyen 57 especies de colibríes, de las cuales 13 son endémicas – que no viven en ninguna otra parte del mundo -, por lo cual es complicado hacer un listado de las más hermosas, cuestión que además es muy subjetiva, después de todo la belleza está en el ojo de quién la observa.

Así que no finjamos objetividad donde no la hay, te presento algunas de las especies de colibrí más hermosas que hay en nuestro país – de acuerdo a tu servidor -.

Esmeralda mexicana (Cynanthus auriceps)

Si bien los colibríes más conocidos destacan por sus vibrantes colores verdes – en especial los de los machos -, muchas otras especies tienen una combinación de colores un tanto más oscuras. En el caso de esta el verde esmeralda contribuye a su nombre.

Es más complicado verlos con su corona.Francesco Veronesi /Wikimedia Commons

En los machos de esta especie una serie de plumas adornan su frente de color dorado, por lo cual reciben también el nombre de esmeralda de corona dorada. Habitan la región oeste de México, desde Sinaloa hasta Oaxaca, así como Morelos y la región suroeste del Estado de México.

Colibrí piquiancho de Guerrero (Cynanthus doubledayi)

Los machos de esta especie, también de plumas oscuras, puede verse por completo negro, pero bajo la luz adecuada las plumas del pecho evidentemente son de un potente azul cobalto, mientras que las hembras son cafés con destellos verdes y pico café oscuro.

Su pico rojo ofrece un gran contraste a su plumaje.Francesco Veronesi /Wikimedia Commons

Se le puede observar en las costas del Pacífico, desde el oeste de Guerrero a través de Oaxaca hasta el este de Chiapas, con un rango de distribución mucho más limitado que la especie anterior.

Colibrí yucateco (Amazilia yucatanensis)

A pesar de su nombre esta especie tiene un rango de distribución más amplio y se puede observar a lo largo de toda la costa del Golfo de México, desde Florida, en Estados Unidos, hasta la Península de Yucatán.

También su cola es de color café lo que ayuda a su identificación.lwolfartist /Wikimedia Commons

También llamado colibrí vientre canelo, por razones obvias, estas plumas contrastan con las de la cabeza que son verdes, y en este caso las hembras y machos no difieren tanto uno del otro.

Ala de sable violeta (Campylopterus hemileucurus)

El segundo colibrí más grande – de 13 a 15 cm de alto – es también una especie agresiva que puede pelear por su territorio de alimentación con otras especies de colibrí. Aunque su dieta favorita es el néctar también puede comer pequeños artrópodos

Aunque en condiciones de luz no óptimas pueden verse negros.phototrip /iStock

Las hembras son de color gris con el cuello de un tenue azul turquesa, mientras que los machos tienen un deslumbrante violeta a lo largo de su cuerpo. Se distribuyen desde el sur de Veracruz, pasando por Guerrero, Chiapas, Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador y el norte de Nicaragua. Además una subespecie vive solamente en Costa Rica y Panamá.

Colibrí orejas blancas (Basilinna leucotis)

La característica que más define a esta especie es el plumaje de color blanco que parte desde los ojos hacia el cuello y que le da su nombre. Tanto machos como hembras tienen un pequeño penacho, mientras que en ellas es de un tenue color café, en machos este es de violeta metálico.

Con 9 a 10 cm de altura esta ave es más grande de lo que aparenta.Dominic Sherony /Wikimedia Commons

Considerando las tres subespecies que la conforman es la especie de este listado con mayor rango de distribución. En Estados Unidos se puede ver en el sur de Arizona, en México está en Sonora, Chihuahua y Tamaulipas, la región norte y sur de México hasta Guatemala. Y en Centroamérica se encuentra en El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Con tal de poder ver colibríes, muchas personas colocan bebederos con sustancias azucaradas, pero la evidencia indica que estos pueden ser peligrosos para nuestros pequeños visitantes.

Así que, si está en tu posibilidad de espacio, es mejor tener jardín para polinizadores para que se alimenten y de esta manera ayudar toda la red trófica en la que están los dinosaurios voladores más pequeños que jamás han existido.

Referencias:

Por Agencias