Este territorio es el último estado superviviente de todos aquellos territorios y reinos que formaron parte del Sacro Imperio Romano Germánico. Con la caída de éste en el año 1806, accedió a la soberanía plena. Su tamaño lo hace un territorio ideal para recorrerse a pie, a tal grado que se puede cruzar en un solo día. ¿Cuál es el país que puedes atravesar caminando en un día?

Hablamos de Liechtenstein, uno de los países más pequeños del mundo, con una superficie de aproximadamente 160 kilómetros cuadrados y una población de alrededor de 38,000 habitantes. A pesar de su tamaño reducido, es uno de los países más ricos del mundo en términos de PIB per cápita.

También lee: ¿Cuánto tiempo tardaría una persona en recorrer México a pie?

¿Pero por qué es tan sencillo recorrerlo caminando? Muy sencillo: Liechtenstein es un país ridículamente pequeño: sólo 25 km de largo y 12,4 km de ancho, suficientes para que una persona acostumbrada a hacer ejercicio, lo atraviese a pie en un día, o incluso medio día, con la planificación adecuada, por supuesto.

Liechtenstein es un país muy pequeño: sólo 25 km de largo y 12,4 km de ancho.iStock.

¿Cuál es el punto de partida y el de llegada?

Existen distintas opciones para cruzar Liechtenstein a pie en un día. La primera de ellas es salir desde Salzburgo (Austria) a Liechtenstein, un viaje en tren que pasa por unos paisajes montañosos impresionantes.

La otra opción es salir desde Feldkirch (Austria) desde donde se deben caminar 12 km hasta la frontera con Liechtenstein. A partir de ahí se camina hasta Vaduz, la capital de Liechtenstein, un trayecto que se hace en un par de horas más o menos. El camino está lleno de barrios encantadores y campos coloridos desde los cuales de disfruta de vistas impresionantes de los Alpes a ambos lados.

También lee: Organilleros, la tradición musical europea que se enraizó en México

Liechtenstein se caracteriza por ser un lugar tranquilo con magníficos paisajes que admirar por el camino, por lo que ofrece una más que agradable experiencia para los amantes de senderismo.

¿Qué se puede ver en Vaduz?

Vaduz está situada junto al río Rin y es una pequeña ciudad realmente agradable. Uno de los puntos turísticos más importante es el Palacio de Vaduz, que data del siglo XII y es residencia de la familia real. Se sitúa sobre una colina desde la cual se tiene una vista muy agradable de la ciudad.

El Palacio Vaduz es la residencia oficial del Príncipe de Liechtenstein. Aunque no está abierto al público, puedes verlo desde el exterior. En Vaduz queda muy cerca la frontera con Suiza, país en donde se puede culminar esta ruta a pie.

El Palacio Vaduz es la residencia oficial del Príncipe de Liechtenstein.iStock.

Un país ideal para hacer senderismo

El microestado de Liechtenstein, el sexto más pequeño del mundo, abarca 62 millas cuadradas de terreno alpino entre Suiza y Austria. La Asociación Alpina de Liechtenstein (LAA) se encarga del mantenimiento de los senderos del país, los cuales abarcan más de 400 km de rutas que se sumergen en la naturaleza del país.

Sigue leyendo: Así es el siniestro bosque de Hoia Baciu, el Triángulo de las Bermudas de Transilvania

Como ya dijimos, un paseo a lo ancho del país dura poco más de un par de horas en uno de los puntos más estrechos. Otra de las rutas más populares para cruzar el país a pie es la que comienza en Buchs (Suiza) y sigue hasta la frontera austriaca en Feldkirch, aproximadamente unos 12 km.

Una de las rutas más comunes va de Buchs (Suiza) hasta la frontera austriaca en Feldkirch (Austria)iStock.

Más curiosidades acerca de Liechtenstein

Liechtenstein es uno de los pocos países en el mundo que no tiene fuerzas armadas. La defensa del país está a cargo de Suiza, y los ciudadanos de Liechtenstein pueden unirse al ejército si lo desean.

El país es un principado constitucional con un sistema de gobierno parlamentario y una monarquía dual. Esto significa que tiene dos príncipes gobernantes: el Príncipe de Liechtenstein y el Príncipe Heredero.

Aunque el alemán es el idioma oficial, se habla un dialecto llamado alemán de Liechtenstein. Además, muchos habitantes de Liechtenstein son multilingües y hablan inglés y francés, entre otros idiomas.

Te puede interesar: Finney, la perrita que desafió la montaña y la soledad durante 72 días tras muerte de su dueño

Liechtenstein alberga el Museo del Esquí, ubicado en la localidad de Schaan. En este lugar se exhibe una impresionante colección de equipos de esquí antiguos y cuenta la historia de este deporte en la región.

La economía del país está altamente integrada con la de Suiza, y el franco suizo es la moneda oficial de Liechtenstein.

Otra curiosidad de Liechtenstein es que no tiene acceso al mar. Esto lo convierte en uno de los pocos países en el continente europeo sin una costa marítima.

Durante la misión Apolo 11 en 1969, la NASA contó con el apoyo de una empresa de Liechtenstein. La empresa de Balzers investigó los cambios que sufren los materiales cuando abandonan la atmósfera terrestre y fabricó un revestimiento protector para el cohete. En agradecimiento, la NASA regaló al país de Liechtenstein una bandera nacional que había estado en la Luna, así como rocas lunares de verdad. Los recuerdos pueden verse en el museo «Liechtensteinische SchatzKammer» de Vaduz.

Fuentes:

Por Agencias