Durante la antigua Roma, las expresiones en latín no sólo sirvieron para comunicarse, sino también como fuentes inagotables de sabiduría y reflexión. En las siguientes frases en latín se encuentran citas atemporales que trascienden el tiempo por su poder motivador. Al leerlas e interiorizarlas podrás incorporarlas a tu vida para recordar la importancia de la valentía, la perseverancia y el amor.

Hay muchas frases legendarias en latín que han llegado a ser ampliamente conocidas y utilizadas en el lenguaje contemporáneo. Todas ellas pueden ser faros de realización personal. Estas frases siguen utilizándose en el lenguaje, la literatura y los medios de comunicación, y a menudo se emplean para expresar ideas profundas o intemporales.

Puedes leer: Esporo, el joven que fue castrado para casarse con el emperador romano Nerón

Frases en latín motivadoras para repetir todos los días

Bono malum superae

Traducción: supera el mal con el bien

De parvis grandis acervus erit

Traducción: de las cosas pequeñas se nutren las grandes cosas

Forest fortuna adiuvat

Traducción: la fortuna sonríe a los valientes

Gaudeamus igitur iuvenes dum sumus

Traducción: disfrutemos pues, mientras seamos jóvenes

Cogitationis poenam nemo patitur

Traducción: nadie debe ser castigado por sus pensamientos

Frases en latín inspiracióniStock.

Experientia docet

Traducción: la experiencia enseña

Mors ultima linea rerum est

Traducción: la muerte es el límite final de las cosas

Nosce te ipsum

Traducción: conócete a ti mismo

Fortis in arduis

Traducción: fuerte en las dificultades

Non sum qualis eran

Traducción: no soy quien era antes

Te puede interesar: El Coliseo romano, datos fascinantes sobre el sitio donde combatían los gladiadores

Veni, vidi, vici

Traducción: llegué, vi y vencí

Labor omnia vincit improbus

Traducción: el trabajo constante vence todas las dificultades

Quam bene vivas referre, non quam diu

Traducción: lo que importa es lo bien que vivas, no por cuánto tiempo

Semper fortis

Traducción: siempre fuertes

Et lux in tenebris Lucet

Traducción: y la luz brilla en las tinieblas

Frases en latín reflexionariStock.

Carpe diem

Traducción: vive el momento

Omnia vincit amor

Traducción: el amor lo puede todo

In omnia paratus

Traducción: preparada para todo lo que venga

Hoc non pereo habebo fortior me

Traducción: lo que no me mata me hace más fuerte

Memento vivire

Traducción: acuérdate de vivir

También lee: ¿Por qué los romanos usaban amuletos con forma de pene?

Dum spiro spero

Traducción: mientras respiro tengo esperanza

Disce quasi semper victurus vive quasi cras moriturus

Traducción: aprende como si fueras a vivir para siempre, vive como si fueras a morir mañana

Ad infinitum

Al infinito

Ex nihilo nihil fit

Nada viene de la nada

Frases en latín para pensariStock.

También lee: Por qué una catedral mexicana está ‘repleta’ de símbolos Nazi

Datos históricos sobre el latín

El latín se sigue enseñado en muchas instituciones educativas como una herramienta para entender la estructura del lenguaje y la base de muchas palabras en inglés y otras lenguas modernas.

Muchas frases y proverbios populares en latín perduran y se utilizan en la actualidad. Por ejemplo, «carpe diem» (aprovecha el día) y «veni, vidi, vici» (vine, vi, vencí) son expresiones latinas que han dejado una marca indeleble en la cultura global.

El latín fue la lengua oficial de la República y el Imperio Romano. Su evolución dio origen al latín clásico y, más tarde, al latín vulgar, que influyó en la formación de las lenguas romances como el español, francés, italiano, portugués y rumano.

Muchas inscripciones latinas antiguas han perdurado en monumentos, edificios y lápidas funerarias. Estas inscripciones proporcionan una ventana única a la vida cotidiana, las creencias y la historia de la antigua Roma.

Durante la Edad Media y el Renacimiento, el latín era la lengua de la ciencia, la educación y la iglesia en Europa. Los eruditos y científicos de la época utilizaban el latín como medio de comunicación académica internacional.

Libros escritos en latíniStock.

Muchos términos legales y conceptos jurídicos provienen del latín, como la expresión «habeas corpus», que significa «que tengas tu cuerpo». Esto se refiere al derecho de una persona a no ser detenida ilegalmente.

El latín era la lengua franca de Europa durante la Edad Media. Los académicos utilizaban el latín para comunicarse entre ellos, lo cual permitió la transmisión de conocimientos y la colaboración intelectual a través de las fronteras.

En biología, astronomía y otras disciplinas científicas, los nombres de especies y fenómenos a menudo se derivan del latín. Esto proporciona una consistencia internacional en la nomenclatura científica.

Por Agencias