Cerca de 3,000 personas han sido evacuadas de zonas de alto riesgo en el este de Taiwán ante la llegada del tifón Haikui, la primera tormenta tropical en apuntar directamente a la isla en cuatro años.

Haikui, que provocó fuertes lluvias la mañana del domingo, lleva vientos sostenidos de 140 km por hora y deberá tocar tierra en Taitung en las próximas horas.

Escuelas y oficinas del sur y este de la isla permanecieron cerradas el domingo y más de 200 vuelos locales fueron cancelados.

«Se ha fortalecido desde ayer», indicó el subdirector de la dependencia, Fong Chin-tzu. «Se espera que sea una amenaza considerable para la mayoría de las áreas de Taiwán, con vientos, lluvias y olas».

Agregó que la tormenta deberá avanzar el lunes al oeste del estrecho de Taiwán.

«Debemos resguardarnos ante los poderosos vientos y fuertes lluvias que trae el tifón», advirtió Fong.

El Ministerio del Interior indicó que las autoridades evacuaron por precaución a más de 2,800 personas de siete ciudades de Taiwán, en su mayoría del condado montañoso de Hualien, aledaño a Taitung.

Las calles de Hualien estaban desiertas la mañana del domingo, azotadas por una lluvia torrencial bajo cielos oscuros.

Las fuerzas armadas movilizaron soldados y equipos, como vehículos anfibios y botes inflables, en las partes donde se espera que Haikui tenga más impacto.

La última gran tormenta en azotar a Taiwán fue el tifón Bailu, en 2019, que dejó un muerto.

Se espera que Haikui sea menos severo que Saola, que provocó el mayor nivel de amenaza en el vecino Hong Kong y el sur de China, antes de debilitarse el sábado.

Con información de AFP

Por Agencias