Con criterio biológico, la temporada de pesca de medusa bola de cañón o aguamala podría iniciar el día 13 de marzo, pues para esta semana se estima que la especie ya esté en talla óptima para su captura, ratificó el biólogo e investigador del Instituto Nacional de la Pesca, Miguel Ángel Cisneros Mata.

De comenzar el ciclo de producción de este recurso marino tendría que ser de manera selectiva (esto es, sin capturar medusas menores a 11 centímetros), aclaró, pues la única medida biológica legal existente es el tamaño mínimo de captura.

«Nuestro trabajo consiste en determinar a partir de cuándo la medusa estará en esa talla. Pero el manejo pesquero es más complejo porque hay aspectos empresariales y económico-sociales que también tienen su peso específico», apuntó.

Recordó que el pasado miércoles el Instituto Nacional de la Pesca notificó a los productores que 65% de la medusa ya tiene tamaño comercial (11 cm de diámetro de campana); pero también se les dijo que para el 13 de marzo aproximadamente el 80% de la medusa ya daría la talla, por ello se contempló esa fecha como arranque de temporada.

Sin embargo reconoció que hay otros factores a considerar como lo son los preparativos de las plantas procesadoras, la definición de precio del producto y la entrega de permisos para la pesca del recurso por parte de la Comisión Nacional de  Pescam que pudieran influir en un retraso en el inicio de las capturas.

Pero la medusa es una especie muy variable y no hay garantía de que lo que se encotró en las prospecciones del viernes antepasado en cuanto a localización y abundancia se mantenga, advirtió.

Según estudios del Inapesca, en la región de Guaymas-Empalme habría una biomasa disponible de 8 mil toneladas, lo que según productores y comerecializzadores significaría una gran derrame y generación de empleo aunque sea una corta temporada para esta zona.

El investigador  citó que esta vez la también conocida como aguamala muestra un comportamiento distinto a otros años:
1) Color azul pálido, 2) agregaciones poco densas, y 3) no están tan cerca de la costa.

Hizo incapié en el llamado a los trabajadores del mar en la importancia de no capturar las medusas medianas y chicas, permitiendo que estas crezcan y se alargue la temporada lo más posible, y recomendó acordar un buen precio pagado a las pangas para que no haya tanta presión por sacar volumenes grandes.

Por Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *