Israel se encuentra bajo presión internacional para sopesar los riesgos de invadir Gaza sin asegurar la protección de la población civil del enclave palestino, hostigada por bombardeos desde el letal ataque llevado a cabo por Hamás el 7 de octubre.

La Franja de Gaza está en una situación humanitaria crítica y sus hospitales se enfrentan a un «colapso total», alertaron médicos palestinos, que denuncian la falta de combustibles y la escasez de medicamentos.

Israel mantiene además el territorio de 362 km2 y 2.3 millones de habitantes bajo estricto asedio y desplegó frente a él decenas de miles de soldados, con vistas a una posible invasión para «aniquilar» el movimiento islamista Hamás.

Esto es lo que sabemos sobre el desarrollo de esta guerra, que amenaza con extenderse por medio oriente.

Motivos de la guerra

El grupo palestino, que gobierna Gaza desde 2007, lanzó un ataque por tierra, mar y aire contra Israel el 7 de octubre.

Recomendamos

Los milicianos también capturaron a más de 200 personas, que fueron llevadas a Gaza como rehenes. Cuatro de ellas han sido liberadas en los últimos días.

Sin embargo, el conflicto tiene sus orígenes en el mismo nacimiento de Israel como un Estado, en 1948. Ocho países árabes se fueron a la guerra con este.

Además, las fuerzas armadas de Israel arrasaron con 400 aldeas palestinas y unos 760,000 refugiados palestinos huyen a Cisjordania, Gaza y países árabes vecinos, un hecho que es conocido para los palestinos como la Nakba (catástrofe en árabe).

Los países árabes e Israel se fueron a la guerra dos veces más, en 1967 y 1973, enfrentamientos de los que el Estado Judío salió victorioso. En el primero de estos conflictos, conocido como la Guerra de los Seis Días, Israel ocupó los territorios de Cisjordania, la Franja de Gaza, el Sinaí y los Altos del Golán.

En 2005, las fuerzas de Israel abandonan Gaza. Dos años después, el grupo islamista Hamás expulsa a la Autoridad Palestina y toma el control de este enclave. Desde entonces, Israel impuso un duro bloqueo. Hamás e Israel se han ido a la guerra en siete ocasiones de 2007 a la fecha, aunque este ha sido su conflicto más cruento.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, condenó el martes el ataque del 7 de septiembre contra Israel, pero al mismo tiempo dijo que «es importante reconocer» que dichos atentados «no se produjeron en el vacío».

Objeto de «56 años de ocupación sofocante», la población palestina «ha visto cómo su tierra era devorada sin cesar por los asentamientos y asolada por la violencia; su economía, asfixiada; su población, desplazada y sus hogares, demolidos. Sus esperanzas de una solución política a su difícil situación se han ido desvaneciendo», recordó Guterres ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Cronología del conflicto

El grupo islamista palestino Hamás, con el control de la Franja de Gaza, lanzó el sábado 7 de octubre el peor ataque contra Israel en 75 años. Los milicianos atacaron un festival de música electrónica y varios kibutz cercanos la frontera con la Franja de Gaza, en el sur de Israel.

Israel dijo que el grupo respaldado por Irán había declarado la guerra mientras su Ejército confirmaba combates con militantes en varias ciudades israelíes y bases militares cerca de Gaza y el primer ministro Benjamin Netanyahu prometía tomar represalias.

«Nuestro enemigo pagará un precio que nunca ha conocido», dijo. «Estamos en guerra y la ganaremos”.

Durante la noche, la aviación israelí atacó bloques de viviendas, túneles, una mezquita y casas de funcionarios de Hamás en Gaza. Así inició la peor serie de bombardeos contra la Franja de Gaza en la historia de este territorio.

El lunes 9 de octubre, Israel ordenó «asedio completo» de la Franja de Gaza. «Estamos imponiendo un asedio total a Gaza (…) ni electricidad, ni comida, ni agua, ni gas, todo cerrado», dijo el ministro de Defensa, Yoav Gallant en un video. «Estamos combatiendo contra animales y actuamos en consecuencia», agregó.

El miércoles 11 de octubre, el Parlamento de Israel alcanzó un acuerdo para nombrar un gobierno de emergencia, durante la guerra.

La mañana del viernes 13 de octubre, Israel emplazó a los cerca de 1.1 millones de habitantes del norte de Gaza (casi la mitad de la población del enclave) a abandonar «de inmediato» sus hogares, «por su propia seguridad y protección”. Sin embargo, siguió con los bombardeos en el sur del país.

El 17 de octubre, una explosión cerca del hospital Ahli Arab en Gaza, dejo varias decenas de muertos. El ministerio de Salud de Gaza habla de 471 muertos, aunque la inteligencia de Estados Unidos afirma que la cifra oscila entre 100 y 300 fallecidos.

Israel y los grupos islamistas palestinos intercambiaron acusaciones sobre la responsabilidad de ataque. Analistas consultados por la agencia de AFP dicen que no se puede concluir quién es el culpable del ataque.

Un día después, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden visitó Israel, donde apoyó la teoría israelí sobre el cohete. También logró que el gobierno de Netanyahu aceptara la entrada de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza. El sábado 21 de octubre, dos semanas después del inicio de las hostilidades, entró el primer convoy desde el puesto de Rafah, en la frontera con Egipto.

El 20 de octubre, Hamás liberó a dos de los 200 rehenes que aún retiene, gracias a la mediación de Qatar. Se trató de dos mujeres estadounidenses. El lunes 23, liberó a dos mujeres israelís.

¿Cuántos muertos van por la guerra?

El asalto de Hamás a Israel, el más letal desde la creación del Estado hebreo en 1948, dejó más de 1,400 muertos, de acuerdo con información del ejército israelí.

Hasta ahora han muerto más de 6,500 palestinos en la Franja de Gaza, en su mayoría también civiles, en los ataques de represalia israelíes, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, gobernado por Hamás.

En Cisjordania y Jerusalén oriental han muerto 102 palestinos desde el inicio de las hostilidades, de acuerdo con información facilitada por el ministerio de Salud controlado por la Autoridad Palestina.

Con información de AFP y Reuters

Por Agencias