Los tempos políticos en la Ciudad de México se comienzan a cerrar y la alianza opositora «Va por la CDMX» no ha definido el método con el cual se escogerá la candidatura para competir en las elecciones de 2024 por la Jefatura de Gobierno.

Esto contrasta con Morena CDMX y sus partidos aliados PT y PVEM, los cuales ya eligieron a los primeros contendientes por la candidatura –Clara Brugada, Omar García Harfuch, Hugo López-Gatell y Mariana Boy– quienes llevan dos semanas recorriendo las alcaldías para posicionarse apoyados de lonas, carteles y bardas con el nombre o rostro de los punteros.

“Que otros se adelanten e infrinjan la ley electoral, no significa que la alianza no vaya en los tiempos legales”, señalaron los líderes del PAN, PRD y PRI capitalinos hace unos días como respuesta ante los reclamos de los propios aspirantes.

En la carrera por la presidencia, el Frente Amplio por México (FAM) incluso se adelantó a los tiempos de Morena, declarando a Xóchitl Gálvez como representante del FAM y próxima candidata con un mitin en el Ángel de la Independencia el 3 de septiembre, tres días antes de que Morena anunciara a Claudia Sheinbaum como ganadora de su proceso interno.

Mientras en la Ciudad de México Morena anunciará al ganador o ganadora de su encuesta a finales de octubre, a menos de un mes del inicio de las precampañas en la ciudad, la alianza opositora sigue en análisis del método.

“Las dirigencias del PRI, PAN y PRD que integramos la alianza #VaPorLaCDMX trabajan coordinadas en la definición de un método que garantice equidad, transparencia y pluralidad, y que se apegue a las normas electorales, sin dilación y sin precipitación.

“Nadie está excluido. Nada ni nadie está por encima del proyecto”, firmaron en un comunicado los líderes en la ciudad del PAN, Andrés Atayde; del PRD, Nora Arias y del PRI, Israel Betanzos, en días pasados ante las especulaciones de posibles nombres para participar en el proceso interno y la presión ejercida por aspirantes para que sean considerados.

Te puede interesar:

Una de esas voces es la de Sandra Cuevas , alcaldesa con licencia de Cuauhtémoc, quien acusó ser dejada fuera de los aspirantes que competirán por la candidatura debido a que no milita en ninguno de los partidos de la alianza.

“Si no hay un respeto, si no hay un acuerdo, si no hay un reconocimiento, por supuesto que sí habría un rompimiento y por supuesto que sí saldría yo de la alianza”, advirtió Cuevas el pasado 2 de octubre.

Cuevas, quien ha destapado su deseo de ser la próxima candidata, emprendió el 4 de octubre una gira por la ciudad para visitar las 16 alcaldías durante el mismo número de días en que solicitó licencia.

Te puede interesar:

Luis Espinoza Cházaro, diputado federal y aspirante, hizo un llamado “respetuoso pero firme” a las dirigencias del PRD, PAN y PRI para definir el método de selección para la candidatura de la oposición, pues “hay mucha efervescencia política”.

“Enfrente ya están caminando y es importante que nosotros también sepamos en qué método nos vamos a incluir”, dijo este martes el coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, respaldado por los legisladores Gabriela Sodi y Marcelino Castañeda, así como el ex gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.

El priista Adrián Rubalcava, alcalde de Cuajimalpa, ha formado su propio grupo para exigir una selección clara en la oposición, con el respaldo de sus compañeros Lía Limón, de Álvaro Obregón; Giovani Gutiérrez, de Coyoacán; Alfa González, de Tlalpan y Gerardo Quijano, de Magdalena Contreras.

“Estamos viendo mientras tanto los demás partidos cómo han avanzado y aquí estamos ahora sí como se dice vulgarmente ‘tragando camote’», expresó el alcalde en días pasados, tras insistir en que todos los que han alzado la mano sean evaluados.

En tanto, Santiago Taboada, alcalde de Benito Juárez y uno de los aspirantes más fuertes del PAN, ha declarado en diversas ocasiones que respetará y aceptará el método que sea elegido por la alianza opositora para definir la candidatura.

Decisión de las cúpulas

Pese al establecimiento de métodos en estas campañas por fuera de la ley electoral, la designación de quién será el candidato o candidata de la oposición en la ciudad será una decisión cupular al igual que en Morena, señala Christian Salazar, profesor de la UNAM y especialista en sistemas electorales.

“¿Por qué lo hacen los partidos así? Porque no están poniendo realmente a consideración de la ciudadanía las precandidaturas ni los aspirantes, sino que lo están decidiendo de una manera cupular. La alianza también tiene sus aspirantes y están haciendo presencia aunque no tengan un proceso que hayan formalizado. Por ejemplo, Sandra Cuevas está recorriendo todas las alcaldías”, dice en entrevista.

El profesor de la FES Aragón advierte la existencia de una mayor tensión entre los partidos de oposición.

“Es más difícil ya que en la coalición (opositora) pues al no haber un eje articulador como lo pudiera ser el Presidente de la República o un liderazgo que se imponga, genera una mayor tensión entre los aspirantes”, considera.

Gustavo López-Montiel, profesor en la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tec de Monterrey, considera que el retrasar la selección de la persona que representará al Frente para disputar a Morena el Gobierno de la ciudad puede ser un arma de doble filo

“La oposición va apostando al desgaste que tienen los candidatos de Morena en su elección y ver el resultado, sea García Harfuch o sea Clara Brugada.

“La ventaja es que esto les permite recolectar apoyos de manera mucho más amplia y los candidatos de Morena tienen el riesgo del desgaste de su imagen. (…) También implica un riesgo porque entre más se tarden, quien resulte candidato o candidata va a tener más difícil posicionarse”, apunta el académico.

López-Montiel señala que la definición de la candidatura de oposición influirá en especial en los electores independientes, fuera de las bases del llamado “voto duro” que partidos y líderes políticos tienen en la ciudad en sectores como el comercio informal y los taxistas.

“Quien sea candidato o candidata hace una diferencia en aquellas personas que no forman parte de clientelas y votan según sus intereses y eso es a lo que la oposición le apuesta”, dice el profesor del Tec de Monterrey.

El próximo 5 de noviembre iniciarán las precampañas oficialmente en la Ciudad de México rumbo a la elección por la Jefatura de Gobierno que tendrá lugar el 2 de junio del próximo año.

Por Agencias