El grupo islamista palestino Hamás lanzó el sábado 7 de octubre el mayor ataque contra Israel en 50 años, desde la guerra del Yom Kipur en un asalto sorpresa que combinó hombres armados que cruzaron al territorio del Estado judío con una andanada de cohetes disparados desde Gaza.

En mayo de 2021, Hamás ya sorprendió a Israel con el lanzamiento de miles de cohetes, en ocasiones un centenar en pocos minutos, lo que buscaba saturar su sistema antimisiles Cúpula de Hierro.

Entonces, se lanzaron 4,360 en 15 días contra Israel, mientras que ahora en solo dos días se dispararon unos 3,000, aseguró a la AFP Elliot Chapman, experto en Oriente Medio en la compañía británica de inteligencia Janes.

Si Hamás conserva este ritmo, «sería el mayor ataque de cohetes contra Israel hasta ahora”.

«Hamás debe tener todavía un importante arsenal de cohetes en reserva y parece probable que pueda mantener el fuego durante mucho tiempo», dijo en este sentido Fabian Hinz, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), a AFP .

¿Qué es el Domo de Hierro y cómo surgió?

Es un sistema de defensa antimisiles que detecta intercepta y neutraliza amenazas aéreas en un rango de 4 a 70 kilómetros.

Fue desarrollada por Rafael Advanced Defence Systems, de propiedad estatal, con el respaldo de Estados Unidos para contrarrestar el fuego de cohetes del Líbano que golpeó las ciudades israelíes durante la guerra de 2006 con Hezbolá, y de los palestinos en la Franja de Gaza, donde los islamistas de Hamás tomaron el control en 2007. Se puso en funcionamiento en 2011.

La alta tasa de éxito de la última década, corroborada por funcionarios del Pentágono, ha ganado la atención internacional. Rafael dice que entregó dos baterías Iron Dome al ejército de Estados Unidos en 2020. Ucrania también está buscando un suministro en su guerra con Rusia, aunque hasta ahora Israel solo ha proporcionado a Kiev apoyo humanitario y defensas civiles.

¿De qué está hecho y cómo funciona?

La cúpula de Hierro está conformado por tres elemento: el rada de detección y seguimiento, un sistema de control de armas y gestión de batalla (BMC) y una unidad de disparos de misiles (MF).

Recomendamos

Cada sistema móvil —conocido como batería— está compuesto por un radar para identificar objetivos, un sistema de control y un lanzador de misiles portátil.

Cada unidad dispara misiles guiados por radar para hacer estallar amenazas de corto alcance como cohetes, morteros y drones en el aire. Complementa el sistema de defensa aérea de varios niveles de Israel frente a Arrow-3, que está diseñada para interceptar misiles balísticos fuera de la atmósfera terrestre.

El domo determina rápidamente si un cohete está en camino de golpear un área poblada; si no, el cohete se ignora y se le permite aterrizar de forma inofensiva. Una razón puede ser el costo. De acuerdo con informes de medios de comunicación, cada disparo de la batería cuesta alrededor de 66,000 euros.

Responde con el disparo de un misil interceptor Tamir contra proyectiles entrantes que representan una amenaza para el área protegida. Estas áreas generalmente son sitios estratégicamente importantes, incluyendo lugares poblados.

Este sistema cuenta con un radar, el cuál detecta un misil y transmite esta información al lugar amenazado para que se alerte a la población sobre la situación en curso, incluso con un minuto de anticipación.

El fabricante declara una tasa de aciertos de 90%.

Por Agencias