La revolución tecnológica está en pleno apogeo, y su impacto se siente en casi todos los aspectos de la vida cotidiana. Desde cómo compramos hasta cómo nos desplazamos, la tecnología está redefiniendo las normas establecidas. En este contexto, la educación, uno de los pilares fundamentales de cualquier sociedad, no puede permitirse el lujo de quedarse atrás. La Inteligencia Artificial (IA), una de las tecnologías más disruptivas de nuestra época, tiene el potencial de cambiar radicalmente la forma en que se enseña y se aprende en las aulas.

En la preparación de clases

Uno de los puntos clave en el mundo de la enseñanza es el de la preparación de las clases.

Cada asignatura es un mundo, pero la IA puede ayudar en cualquier fase de la preparación. Veamos algunos ejemplos usando IA generativa, tanto ChatGPT como Midjourney o cualquier otra herramienta capaz de generar imágenes a partir de texto.

Personalización del material didáctico con ChatGPT

ChatGPT puede generar contenido educativo personalizado basado en las directrices del profesor. Desde resúmenes de lecturas hasta preguntas de examen, esta herramienta puede adaptar el material para satisfacer las necesidades individuales de los estudiantes, permitiendo una enseñanza más centrada y efectiva.

En una clase de idiomas, por ejemplo, ChatGPT podría generar ejercicios de gramática, diálogos y listas de vocabulario adaptadas al nivel de competencia lingüística de cada estudiante. Por ejemplo, para estudiantes avanzados, podría crear diálogos que incluyan modismos y expresiones idiomáticas más complejas.

En clase de historia se podría generar material sobre una lección explicado de varias formas diferentes, en función de los perfiles de los alumnos que tengamos.

Si salimos de la escuela y nos vamos a la formación profesional, para una clase de administración de empresas, ChatGPT podría generar estudios de casos basados en situaciones empresariales reales o hipotéticas. Estos estudios de casos podrían ser adaptados para centrarse en diferentes aspectos del negocio, como marketing, finanzas o gestión de recursos humanos, según el enfoque de la clase.

Tecnologia para dar clasesXH4D / istock

Creación de material visual con herramientas de generación de imágenes

Las herramientas que generan imágenes a partir de texto pueden ser utilizadas para crear material visual para las clases, como infografías o ilustraciones que complementen el contenido teórico. Esto no solo hace que las clases sean más atractivas, sino que también facilita la comprensión de conceptos complejos.

Podemos hacer presentaciones más atractivas con imágenes que representen exactamente lo que queremos decir, o incluso “jugar” con los alumnos para que ellos mismos creen imágenes sobre temas que se están impartiendo.

Imaginad el escenario:

Alumnos, ahora que ya sabemos un montón de cosas de la Revolución Francesa, cread una imagen con Midjourney que muestre el momento que más os ha llamado la atención de todo 1789.

Análisis de grandes documentos

ChatGPT puede analizar grandes volúmenes de texto, como ensayos o estudios recientes sobre los más diversos temas. Esto proporciona a los profesores datos valiosos que pueden utilizar para ajustar su enfoque pedagógico, generando resúmenes y obteniendo las ideas principales de libros en pocos minutos.

Para una clase de literatura, ChatGPT podría generar resúmenes de diferentes obras literarias. Estos resúmenes podrían ser personalizados para abordar temas o preguntas específicas que el profesor quiera destacar, como el uso de simbolismo en una novela o el contexto histórico de una obra.

En la preparación de exámenes

La preparación de exámenes es una de las tareas más laboriosas y críticas en la enseñanza. Requiere un equilibrio entre evaluar el conocimiento adquirido y asegurar que el examen sea justo y adaptado al nivel de los estudiantes. Aquí es donde ChatGPT puede desempeñar un papel significativo, automatizando y personalizando este proceso. Veamos cómo:

La ayuda de la IA en la educaciónSupatman / istock

Generación automática de preguntas

ChatGPT puede generar automáticamente preguntas de examen basadas en el material del curso. Esto no solo ahorra tiempo sino que también permite una mayor coherencia en la evaluación. Por ejemplo, si el tema es «La Revolución Industrial», ChatGPT podría generar preguntas como:

  • ¿Cuál fue uno de los principales inventos de la Revolución Industrial y por qué fue significativo?
  • Verdadero o Falso: La Revolución Industrial comenzó en Francia.

Adaptabilidad al nivel del estudiante

Una de las ventajas de utilizar ChatGPT es su capacidad para adaptar las preguntas según el nivel de cada estudiante. Basándose en el rendimiento anterior del estudiante, el algoritmo podría generar preguntas más sencillas o más complejas. Por ejemplo, para un estudiante que ha demostrado un alto nivel de comprensión en matemáticas, las preguntas podrían involucrar cálculos más complejos o conceptos avanzados como el cálculo integral.

Podrían ir realizándose exámenes adaptativos hasta que el nivel de la clase consiga nivelarse.

Diversificación de formatos

ChatGPT puede generar preguntas en múltiples formatos: opción múltiple, verdadero o falso, respuesta corta, ensayos, etc. Esto permite una evaluación más completa de las habilidades del estudiante. Por ejemplo, en una clase de literatura, el examen podría incluir preguntas de opción múltiple sobre personajes y trama, seguidas de una pregunta de ensayo que requiere un análisis crítico de un pasaje específico.

Generación de respuestas modelo

Además de generar preguntas, ChatGPT también puede crear respuestas modelo que el profesor puede utilizar como guía para la calificación. Esto asegura una evaluación más objetiva y coherente. Por ejemplo, para una pregunta de ensayo como «Analice el impacto de la política de puertas abiertas en China», ChatGPT podría generar una respuesta modelo que aborde los aspectos económicos, sociales y políticos de la política.

La ayuda de la IA en la educación

ChatGPT puede generar exámenes de práctica que los estudiantes pueden tomar para prepararse para el examen real. Estos exámenes de práctica pueden ser adaptados para centrarse en áreas donde los estudiantes necesitan más ayuda, basándose en su rendimiento en exámenes anteriores o tareas.

En Tareas administrativas

La administración de clases es una tarea que consume tiempo y recursos, y que a menudo desvía la atención de los profesores de su principal objetivo: la enseñanza. ChatGPT, con sus capacidades de procesamiento de lenguaje natural, ofrece soluciones para automatizar y agilizar diversas tareas administrativas. A continuación se presentan ejemplos concretos de cómo esta tecnología puede ser de utilidad en este ámbito:

Automatización de respuestas a consultas estudiantiles

ChatGPT puede ser programado para responder a preguntas frecuentes de los estudiantes, como fechas de exámenes, políticas de calificación y recursos de estudio recomendados. Esto libera tiempo para que el profesor se concentre en la preparación de material didáctico y en la interacción directa con los estudiantes.

Automatización de procesos con IAmetamorworks / iStockphoto

Para hacerlo, habría que incluir el contenido de la clase en un chat y dar acceso a dicho chat a todos los alumnos, para que puedan preguntar lo que quieran.

Asistencia en la Calificación

Aunque no puede reemplazar completamente la evaluación humana, ChatGPT podría ayudar en la calificación de respuestas a preguntas de opción múltiple o verdadero/falso.

Podría proporcionar un análisis inicial de respuestas a preguntas abiertas, identificando elementos clave que el profesor ha señalado como importantes para la evaluación.

Es decir, que podría no corregir exámenes, pero sí ayudar con el tema.

Organización de Material Didáctico

ChatGPT podría ayudar en la organización de material didáctico, categorizando documentos, diapositivas y otros recursos en carpetas o sistemas de gestión del aprendizaje de manera eficiente. Esto facilita el acceso tanto para el profesor como para los estudiantes.

Si le incluimos todo el material y le pedimos que lo clasifique por temas, lo hará.

Generación de Informes de Progreso

Con base en los datos recopilados durante el curso, como calificaciones y participación en clase, ChatGPT podría generar informes de progreso automatizados para cada estudiante. Estos informes podrían incluir áreas de fortaleza, aspectos a mejorar y recomendaciones para futuros estudios.

Para ello sería necesario tener un chat exclusivo para cada alumno, con todo su histórico.

Más allá de ChatGPT

ChatGPT es solo la punta del iceberg cuando se trata de la integración de la inteligencia artificial en la educación. Existen numerosas herramientas de tecnología educativa impulsadas por IA que están haciendo contribuciones significativas en este sector. A continuación, se presentan algunas de estas herramientas:

Herramientas de Generación de Exámenes

  • AI Question Paper Generator: Este software utiliza IA para automatizar la creación de exámenes, permitiendo a los profesores especificar el tipo de preguntas que desean y adaptarlas al nivel de dificultad y al grupo de edad objetivo.

Plataformas de Aprendizaje Personalizado

  • Carnegie Learning y DreamBox: Ambas son plataformas de educación matemática que utilizan algoritmos de aprendizaje automático para personalizar las lecciones y proporcionar retroalimentación en tiempo real.

Plataformas de Tutoría

  • Querium y TutorMe: Estas plataformas utilizan IA para evaluar las fortalezas y debilidades de los estudiantes, proporcionando instrucción dirigida y retroalimentación en tiempo real.

Herramientas de Evaluación Automatizada

  • Eklavvya: Utiliza IA para acelerar el proceso de evaluación de respuestas descriptivas, generando recomendaciones de calificación únicas para cada respuesta específica.

Asistentes de Escritura

  • Writely AI y Turnitin: Mientras que Writely AI ayuda a los estudiantes a mejorar sus habilidades de escritura, Turnitin se centra en la detección de plagio.

Plataformas Interactivas

  • Nearpod y Google Bard: Nearpod ofrece lecciones interactivas y Google Bard se centra en la generación de contenido escrito creativo, como poesía y rimas.

Al elegir una herramienta de tecnología educativa impulsada por IA, es crucial considerar varios factores como los objetivos de aprendizaje, la integración con otros sistemas, la facilidad de uso, la privacidad y seguridad de los datos, la personalización, el costo y el soporte técnico. Estas herramientas, junto con ChatGPT, están configuradas para transformar la educación, haciendo que el aprendizaje sea más personalizado, eficiente y efectivo.

Por Agencias