Las autoridades del este de Libia dijeron que al menos 2,000 personas habían muerto y miles más estaban desaparecidas, después de que una inundación masiva arrasó la ciudad de Derna tras una fuerte tormenta y lluvias.

El jefe del grupo de ayuda de la Media Luna Roja en la región dijo que se esperaba que la cifra de víctimas de Derna alcance las 250.

Reuters no pudo verificar de forma independiente ninguna de las dos cifras.

Ahmed Mismari, portavoz del Ejército Nacional Libio (ENL), que controla el este de Libia, declaró en una rueda de prensa televisada que la catástrofe se produjo tras el colapso de las presas situadas sobre Derna, que «arrastraron al mar barrios enteros con sus residentes”.

Mismari cifró el número de desaparecidos entre 5,000 y 6,000.

Recomendamos

Libia está políticamente dividida entre este y oeste con dos administraciones rivales y sus servicios públicos se han desmoronado desde un alzamiento respaldado por la OTAN en 2011. El gobierno de Trípoli, reconocido internacionalmente, no controla las zonas orientales.

La tormenta Daniel barrió el Mediterráneo el domingo, anegando carreteras y destruyendo edificios en Derna y golpeando otros asentamientos en la costa, incluida la segunda ciudad más grande de Libia, Bengasi.

Fotografías de Derna, que Reuters no pudo verificar inmediatamente, mostraban un ancho torrente que atravesaba el centro de la ciudad por donde antes había fluido un cauce mucho más estrecho. A ambos lados había edificios en ruinas.

Imágenes difundidas en las redes sociales y Almostkbal TV del este de Libia mostraban a personas subidas en los techos de sus vehículos pidiendo ayuda y autos arrastrados por las aguas.

«Los desaparecidos se cuentan por miles y los muertos superan los 2,000”, dijo Osama Hamad, jefe del Gobierno en el este, a al-Masar TV. «Barrios enteros de Derna han desaparecido, junto con sus residentes (…) arrastrados por el agua».

Hamad encabeza un gobierno no reconocido internacionalmente, que opera en zonas del este de Libia controladas por el Ejército Nacional Libio (LNA) de Jalifa Haftar. Entre los desaparecidos hay siete miembros del LNA, según su portavoz, Ahmad Mismari.

«Hemos registrado al menos 150 muertos (en Derna) tras el derrumbe de edificios. Esperamos que el número de fallecidos aumente a 250. La situación es muy catastrófica», dijo a Reuters Kais Fhakeri, de la Media Luna Roja.

Saleh al-Obaidi, residente en Derna, dijo que logró huir con su familia, aunque las casas de un valle cercano a la ciudad se habían derrumbado. «La gente estaba durmiendo, se despertó y encontró sus casas rodeadas de agua», dijo a Reuters.

Ahmed Mohamed, otro residente, dijo: «Estábamos durmiendo y cuando nos despertamos vimos el agua rodeando la casa. Estamos dentro, intentando salir».

Almostkbal TV emitió imágenes de una carretera derrumbada entre Susa y Shahat, donde se encuentra el yacimiento arqueológico de Cirene, fundado por los griegos y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Testigos afirmaron que el nivel del agua había alcanzado los tres metros en Derna.

Cuatro importantes puertos petroleros de Libia, Ras Lanuf, Zueitina, Brega y Es Sidra, han permanecido cerrados desde la noche del sábado, informaron a Reuters dos ingenieros petroleros.

Naciones Unidas en Libia dijo que están siguiendo de cerca la tormenta y que «proporcionarán ayuda de socorro urgente en apoyo de los esfuerzos de respuesta a nivel local y nacional».

Por Agencias