La segunda parte de siembra de alevines de tilapia se concretó en las inmediaciones de la presa El Novillo, en el municipio de San Pedro de la Cueva, en un trabajo de coordinación impulsado por la Subsecretaría de Pesca de la Sagharpa en Sonora, gobierno local de esa comunidad, productores y la Universidad del Bienestar del Sur de Sonora.

El subsecretario de Pesca en Sonora, Raúl Sánchez Almeida, destacó la importancia del repoblamiento de especies como la tilapia, que contribuyen en el desarrollo económico regional, gracias al esfuerzo conjunto que se desarrolla entre productores de la zona de El Novillo, con directivos, catedráticos y estudiantes de la Universidad, quienes producen las crías en el sur de la entidad para luego «sembrarlos» en el embalse cercano a San Pedro de la Cueva.

«Este es un trabajo que significa más que la producción de un recurso, por el acercamiento de dos regiones de dos regiones de nuestro estado y la vinculación de sectores como el productivo y el científico -estudiantil», subrayó.

El Subsecretario de Pesca dijo que es de especial interés del gobernador Alfonso Durazo se mantenga está dinámica de trabajo, cuyo compromiso es apoyar por igual a trabajadores de la pesca en embalses que al sector académico y estudiantil de instituciones como la universidad del Bienestar en el sur de Sonora.

Atestiguaron está segunda etapa de siembra de tilapia las jóvenes estudiantes de ingeniería acuícola de la región del Mayo, Rosa Aritza Rojas Rojas, Sheila Juliette Ruiz Buitimea, además de Benjamín Leyva Huicosa, y el catedrático Juan Francisco Fierro Sañudo, parte importante en la producción de crías de tilapia.

El presidente municipal de San Pedro de la Cueva, Ramón Ángel Noriega Figueroa, destacó por su parte la importancia del repoblamiento que se ha venido dando porque redunda en beneficio de la actividad pesquera y turística de esa región de Sonora.

Cabe citar que en julio pasado se hizo la primera siembra de esta especie con un lote de más de 20 mil crías en el mismo embalse, y ahora suman la aportación de otro volumen importante de organismos cuyo desarrollo se espera redunde en favorable impacto económico a las familias productoras.

Por Agencias