Las razones por las que coqueteamos, según la ciencia

Miradas a la distancia, sonrisas, pláticas que se demoran más minutos de lo normal, roces corporales “involuntarios”. Coquetear es un acto que muchos humanos llevan a cabo a diario y tiene una explicación totalmente biológica. Puedes flirtear con tus ojos, tus palabras, tus textos e incluso con tu lenguaje corporal. Pero no todo el mundo coquetea sexualmente porque esté buscando el amor. Algunas personas lo hacen para obtener un beneficio personal o solo para divertirse, o porque es parte de su naturaleza. Indaguemos en esta pregunta: ¿por qué coquetean las personas?

Según la ciencia, el acto de coquetear está relacionado, a nivel puramente biológico, con el deseo y la necesidad de procrear. Una buena parte de los animales lo hacen guiados por el instinto de preservar su especie. A través del coqueteo llamamos la atención de la otra persona para que se sienta sexual y mentalmente atraída hacia nosotros.

Hay otra razón que tiene que ver más con una cuestión personal o de egocentrismo que por el objetivo de mantener viva a la raza humana: es lo que algunos psicólogos llaman el “coqueto deportivo”.

Esto se refiere a que el coqueteo puede ser una especie de pasatiempo para llamar la atención o controlar a otras personas. Algunos individuos coquetean para ver de cuántas personas pueden obtener números de teléfono o favores sexuales, mientras que otros lo hacen sólo porque pueden hacerlo.

Los riesgos de herir a alguien
Muchas veces, el coqueteo deportivo se lleva a cabo cuando una o ambas partes ya tienen una relación (aunque no tiene que ser así en todos los casos), pero coquetean de todos modos sin un resultado esperado. El riesgo de ello es que la parte que se ve seducida puede llevarse una decepción cuando descubre que quien le coquetea lo hacía solo por pasatiempo.

Coquetear para obtener un beneficio personal es quizá una de las formas más hirientes que existen, ya que se basa en manipular el afecto de otra persona sin tener en cuenta sus sentimientos.

Los seis tipos de coqueteo, según un experto en psicología
En un estudio acerca de por qué coquetean las personas realizado en 2004, el profesor de la Universidad del Norte de Illinois David Dryden Henningsen identificó seis motivaciones diferentes para el coqueteo y las clasificó con una sola palabra:

Sexo: el objetivo es única y exclusivamente mantener una relación basada en el sexo con alguien más.
Diversión: como ya decíamos, estas clase coqueteo es un deporte, un pasatiempo.
Exploración: quien lleva a cabo esta clase de acercamiento, está explorando el terreno para ver cómo sería una relación con la persona a la que le coquetea.
Relacionarse: el individuo intenta aumentar la intimidad de una relación.
Estimación: la persona desea a toda cosa aumentar su autoestima.
Instrumental: intentar conseguir algo de la otra persona (dinero, un ascenso en el trabajo…)

Beneficios del coqueteo
Y más allá de las razones puramente físicas o emocionales, algunos expertos creen que coquetear tiene beneficios que tal vez nunca hubiéramos imaginado.

En un artículo publicado en la revista digital Verywell Mind, la autora Barbara Field dice que coquetear puede ser una forma de subir la autoestima. Cuando coqueteas con otras personas y éstas te responden, o coquetean directamente contigo, no puedes evitar sentirte deseado y digno de la atención de esa otra persona.

Por otro lado, el coqueteo estimula nuestras habilidades de comunicación verbal y no verbal. Cuando coqueteamos estamos obligados a usar nuestras mejores armas de seducción para ser atractivos ante los ojos de los demás.

Eso incluye un uso adecuado de las palabras y los gestos para hacerle ver a la otra personas las ventajas que podemos ofrecer en comparación a otras personas.

Con Información de Muy Interesante

A %d blogueros les gusta esto: