Jerusalén.- Más de 100 personas murieron y al menos 760 resultaron heridas este jueves en un ataque israelí sobre el lugar donde cientos de gazatíes aguardaban el reparto de ayuda humanitaria en ciudad de Gaza, denunció el Ministerio de Sanidad de la Franja de Gaza, controlado por Hamas.

La oficina de medios del Gobierno de Gaza, controlado por Hamas, informó inicialmente que el ataque, en la calle Al Rashid, en el sureste de la ciudad de Gaza, había causado la muerte a unas 70 personas, cifra que puede seguir aumentando en las próximas horas.

El Ejército israelí acaba de anunciar que disparó contra una multitud que suponía «una amenaza» durante la distribución de alimentos, y que decenas fueron heridos «en empujones y pisoteos» tras rodear los camiones con ayuda humanitaria e iniciar saqueos, según un comunicado.

«El ataque fue premeditado e intencionado, en el contexto del genocidio y la limpieza étnica del pueblo de la Franja de Gaza. El ejército de ocupación sabía que estas víctimas habían llegado a esta zona para obtener alimentos y ayuda, pero las mató a sangre fría», denunció el gobierno gazatí en un comunicado.

Hoy se elevó a más de 30.000 la cifra de personas muertas en la guerra en Gaza, iniciada el 7 de octubre a raíz de un ataque contra Israel perpetrado por terroristas de Hamás, que mataron a 1.200 personas y secuestraron a más de 200.

Entre los 30.000 fallecidos se cuentan los 81 registrados en las últimas 24 horas, pero no el centenar de personas que perdieron la vida durante el reparto de comida, según informaciones de las autoridades.

La noticia llega en un momento en el que la comunidad internacional presiona a Israel para que permita la entrada de más ayuda humanitaria a la Franja.

Este miércoles, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se reunió en su oficina en Jerusalén con la nueva coordinadora de la ONU para la ayuda humanitaria y reconstrucción de Gaza, Sigrid Kaag.

El Gobierno del enclave palestino también acusó hoy a Israel de querer «matar de hambre» a los gazatíes y afirmó que más de 700.000 personas sufren hambruna en el norte de la Franja. El Ministerio de Sanidad de Gaza confirmó el miércoles que en los últimos dos días han muerto 6 niños por malnutrición y deshidratación en el norte de la Franja.

El ministro de Defensa, Yoav Gallant, también habló anoche sobre este tema con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin.

El miércoles entraron a la Franja 116 camiones de ayuda humanitaria -92 de ellos por el cruce de Kerem Shalom, fronterizo con Israel, y 24 por el de Rafah, que conecta con el Sinaí egipcio- una cantidad insuficiente frente a las acuciantes necesidades del enclave, sumido en una catástrofe humanitaria sin precedentes, y por debajo de la media de 300 camiones diarios que entraban antes de la guerra.

Según la UNRWA, unos 2.300 camiones han entrado en Gaza en lo que va de febrero, un 50 % menos que en enero.

Ante la dificultad de introducir ayuda humanitaria por tierra, varios países -incluyendo Jordania, Egipto, Catar, Francia y Emiratos Árabes- han lanzado paquetes con alimentos e insumos desde el aire, una estrategia que ayer benefició por primera vez a los habitantes del norte del enclave.

Por Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *