Cada cierto tiempo, la Luna decide vestirse con un velo rojizo. En ocasiones, escoge un tono cobre, o incluso violáceo. Este evento coincide con el inicio de la temporada de eclipses, que augura al menos 2 apariciones similares. A este fenómeno se le conoce como Luna de Sangre, y aparece cuando nuestro único satélite natural pasa detrás de la sombra de la Tierra.

Algunos textos religiosos y teorías de la conspiración sugieren que, cada que este fenómeno natural se presenta, la vida humana se ve afectada. Al respecto, la astrónoma mexicana Julieta Fierro Gossman asegura que no hay nada más lejano a la realidad. Aquí te contamos todo lo que sabemos sobre este evento astronómico único, cuándo será este año y cómo verlo de la mejor manera.

Te puede interesar: Luna de Sangre: así se podrá ver el primer eclipse lunar de 2024 desde México

Luna de sangre: cuando la luna desfila de rojo en el cielo nocturno

La Luna reaparece detrás de la sombra de la Tierra el 3 de marzo de 2007, como se ve en Brighton, Reino Unido.Mike Hewitt/Getty Images

Julieta Fierro Gossman es investigadora del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Como tal, sabe que, aunque la Luna de Sangre es un evento astronómico espectacular, no es infrecuente. Por el contrario, se puede presentar en dos escenarios:

1. Cuando hay polvo en la atmósfera terrestre, que no permite el paso de la luz azul, y tiñe al satélite de un color cobre o rojo vivo

2. Cuando se presenta un eclipse lunar

Sobre este segundo caso, la especialista asegura que “La Luz del Sol llega a la atmósfera de la Tierra y actúa como una lupa que desvía la luz y la manda hasta la Luna”. Dependiendo del espesor de la atmósfera terrestre, explica Fierro Gossman en Gaceta UNAM ,“sumado a partículas de polvo, arena, cenizas volcánicas”, absorbe la luz solar. Por eso, desde la perspectiva de la superficie terrestre, parece que se pinta de rojo.

También lee: Lunas llenas 2024: cómo y cuándo ver cada una de ellas en todo su esplendor a lo largo de todo el año

La Luna del ‘Fin de los Tiempos’

Una Luna de Sangre se eleva detrás del Castillo Hohenzollern, la sede ancestral de la Casa Real Prusiana y de los Príncipes Hohenzollern.Matthias Hangst/Getty Images

Los creyentes que toman las escrituras de manera literal piensan que el Apocalipsis sucederá en una noche de Luna de Sangre. Según el Antiguo Testamento, el cielo se oscurecerá con humos densos, y la luna desfilará a través de la noche vestida de rojo. Así quedó escrito en Joel 2:30-31:

«Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová».

Te puede interesar: Hambre, Guerra, Peste y Muerte: la historia detrás de los 4 jinetes del Apocalipsis

¿La Luna de Sangre es peligrosa realmente?

Mosaico de fotografías que muestra la progresión de un eclipse lunar teñido de rojo, conocido como Luna de Sangre.Zoltan Tasi / Unsplash

Habría que considerar un par de cosas antes de tomarlo de manera literal. Primero que nada, la Biblia fue traducida muchas veces antes de llegar a nuestra época. Esto quiere decir que existen múltiples versiones de lo que será el Apocalipsis, según lo describió Joel, ya que hay frases y palabras que no tienen una traducción literal a los idiomas contemporáneos.

Por lo cual, la Luna de Sangre que se expresa en este versículo de la Biblia podría ser una figura retórica. Es decir, un juego de palabras que apela a algo más, como una metáfora. Para interpretarla, habría que considerar el contexto histórico en el que el texto se concibió.

Por último, no existe evidencia suficiente que sustente un efecto adverso de la Luna de Sangre en la vida humana. Como decíamos antes, se trata de un evento astronómico fascinante, producto de la danza cósmica entre el Sol, la Tierra y la Luna. Desde que este profeta escribió esto, se han precentado miles de Lunas de Sangre. Hasta ahora, ninguna ha traído el Fin de los Tiempos, por lo que no hay motivo para pensar que así será en el futuro.

Por Agencias