La Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentra en constante vigilancia y preparación para abordar posibles amenazas para la salud pública, incluyendo la denominada “enfermedad X”, que podría convertirse en la nueva pandemia. ¿Qué es la “enfermedad X” y cómo la OMS está trabajando para enfrentar esta amenaza potencial?

¿Qué es la ‘enfermedad X’?

La “Enfermedad X” es un término utilizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para representar la posibilidad de una epidemia internacional grave causada por un patógeno actualmente desconocido como causante de enfermedades en humanos. En otras palabras, se refiere a una enfermedad aún no identificada que podría surgir como una amenaza potencial para la salud pública a nivel global.

Se trata de un concepto que “enfatiza la importancia de la preparación temprana y transversal en investigación y desarrollo (I+D) para abordar enfermedades desconocidas”. Con ello , la OMS indicó que busca priorizar la investigación y el desarrollo en contextos de emergencia de salud pública.

Para ello, se utiliza una herramienta que identifica enfermedades que representan un riesgo significativo para la salud pública debido a su potencial epidémico y la falta de contramedidas efectivas.

Preparación para enfrentar la ‘enfermedad X’

Actualmente, la OMS se enfoca, entre otras cosas, en acelerar la investigación sobre amenazas de enfermedades antes de que surjan y en reducir el tiempo necesario para desarrollar medidas médicas curativas y preventivas seguras y efectivas, como diagnósticos, tratamientos y vacunas. Esta estrategia tiene como objetivo fortalecer la preparación y respuesta globales ante epidemias y pandemias futuras.

De este modo, realiza ejercicios de priorización de patógenos con potencial epidémico y pandémico.

La última priorización se llevó a cabo en 2018, pero la OMS ha iniciado un proceso científico global para actualizar la lista, y fue cuando se incluyó a la enfermedad X. Ahora, para la actualización de estos procesos, se tomarán en cuenta las lecciones de dejó la pandemia de covid-19 y se centrará en la equidad y el acceso para aquellos en mayor riesgo.

Familias de virus

Además, adoptará un enfoque de familia viral para identificar virus representativos y llenar vacíos de conocimiento que puedan ser aplicables a otras amenazas virales en la misma familia.

Esto, afirma la OMS, mejorará la capacidad de respuesta ante cepas inesperadas, virus zoonóticos (que pueden transmitirse de animales a humanos) y la potencial amenaza de una “enfermedad X“.

Se espera que la lista revisada guíe los esfuerzos dirigidos por la R&D Blueprint de la OMS y la comunidad científica global para desarrollar hojas de ruta de I+D específicas para cada patógeno prioritario y perfiles de productos objetivos (TPP) que orientarán a los desarrolladores sobre las características ideales de las contramedidas médicas.

Por Agencias