«La casta tiene miedo». «¡Viva la libertad, carajo!», clama el economista Javier Milei, un diputado libertario y ultraderechista que ha sacudido el escenario político argentino como el candidato presidencial más votado (30.04%) en las primarias.

Con propuestas que van desde eliminar el Banco Central hasta permitir la libre venta de órganos humanos, Milei es seguido en sus actos de campaña principalmente por jóvenes varones hastiados o indignados con lo que él define como la «casta política».

Milei ha sabido capitalizar la frustración de unos siete millones de votantes y dejó en shock a los partidos tradicionales para las elecciones de octubre.

Edad de Javier Milei

Javier Miler nació el 22 de octubre de 1970. Tiene 52 años.

¿Quién es su familia?

Milei es un solitario. Vive en un barrio privado en las afueras de Buenos Aires junto a su hermana, Karina, a quien llama «el jefe» de su carrera política.

Recomendamos

El amor por sus perros mastines y la muy estrecha relación con su hermana conforman, según sus propias declaraciones, su círculo afectivo más inmediato.

Sin pareja ni hijos, está alejado de un padre que lo denigraba con feroces palizas de niño, según confesó. Convive con cuatro perros mastines, a quienes considera sus «hijos de cuatro patas”.

Según su biografía no autorizada sufrió acoso en la escuela, donde lo recuerdan como un niño retraído.

Admirador de los Rolling Stones, fue vocalista de la banda Everest, tributo al legendario grupo británico. También tuvo un paso por el fútbol profesional como arquero del club Chacarita, de segunda división.

La ideología de Milei en Argentina

Javier Milei se ha autodenominado como un liberal libertario.

“Un libertario admite que se puede obligar justificadamente a las personas a hacer ciertas cosas, la más obvia abstenerse de infringir la libertad de los demás. Sin embargo, un libertario considera inaceptable que se pueda obligar a nadie a servir a otros, ni siquiera si es por su propio bien”, dice en la Enciclopedia Filosófica de la Universidad de Stanford, citada en un artículo de BBC Mundo.

Milei ha dicho que dmira a los economistas Adam Smith y Friedrich Hayek, así como al político argentino Juan Bautista Alberdi. «Yo aspiro solo a ser un buen discípulo de Alberdi, el gran pensador de la libertad», expresó.

«Yo considero al Estado como un enemigo; los impuestos son una rémora de la esclavitud. El liberalismo fue creado para liberar a las personas de la opresión de los monarcas; en este caso sería del Estado”, dice Milei.

En otras cuestiones es conservador: rechaza el aborto y la educación sexual en escuelas.

«Los únicos derechos que reinvindico son a la vida, a la libertad y a la propiedad; el resto son construcciones ideológicas», opina.

Las propuestas del candidato

En sus propuestas, Milei prescinde del Estado. Su programa impulsa la dolarización de la economía, la eliminación del Banco Central y de los ministerios de Salud, Educación y Obras Públicas que piensa sustituir con inversiones privadas.

Y no se ahorra declaraciones provocadoras, como cuando planteó «dinamitar el Banco Central». «No es una metáfora», acotó.

«La clase política no sabe leerlo. Lo toma literal, pero no lo toma en serio. Sus votantes hacen lo contrario: no se toman literalmente sus propuestas, pero a él se lo toman en serio. Se reconocen ante alguien que dice por fin algo novedoso», dijo Juan Negri, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Torcuato di Tella.

«Queremos hacer un programa de ajuste mucho más severo del que pide el Fondo Monetario Internacional. El ajuste será donde roba la política», dijo.

Impulsa privatizar empresas públicas, arancelar la salud y la educación y flexibilizar las relaciones laborales. Enemigo del «Estado paternalista» y de los «gobiernos populistas», se autodefine como un «anarco-capitalista».

Con información de AFP

Por Agencias