BANGKOK, Tailandia- Las emisiones por cápita por la combustión de carbón en el G20 continúan creciendo a pesar de los compromisos climáticos adquiridos por algunos miembros de este grupo de grandes economías del mundo, según un informe publicado el martes.

El grupo, cuyos líderes se reúnen en Nueva Delhi este fin de semana, es responsable del 80% de las emisiones mundiales vinculadas al sector energético.

Pero en una cumbre previa en julio, los delegados de estos países no alcanzaron acuerdos para llegar a un pico de emisiones globales en 2025 o impulsar masivamente el uso de energía renovable.

Entre 2015 y 2022, las emisiones per cápita vinculadas al carbón en el G20 aumentaron un 9%, según una investigación publicada por Ember, un grupo de reflexión que promueve el uso de energías renovables.

Doce miembros del bloque, entre ellos Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, redujeron significativamente sus emisiones.

En cambio, aumentaron las de otros países como China, Indonesia o India, país organizador de esta cumbre.

Indonesia, que el año pasado obtuvo un compromiso de 20,000 millones de dólares de países ricos para reducir su consumo de carbón, incrementó las emisiones vinculadas a este combustible en un 56% desde 2015.

Recomendamos

Algunos países que consiguieron reducir sus emisiones globales siguen por encima de la media per cápita mundial, dice el informe.

«China e India a menudo son señaladas como los principales contaminadores por carbón», dice Dave Jones, investigador de Ember. «Pero si tienes en cuenta la población, Corea del Sur y Australia eran los peores todavía en 2022», agrega.

Este incremento se produce a pesar de los repetidos avisos de que es necesario recortar las emisiones vinculadas a los combustibles fósiles para proteger la habitabilidad del planeta.

El uso de centrales energéticas alimentadas por carbón que no usan sistemas para capturar el carbono emitido debe disminuir entre 70 y 90% en ocho años, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU.

Pero numerosos integrantes del G20 deben todavía presentar estrategias para disminuir el uso de carbón, señala Ember.

«El crecimiento de la energía solar y eólica ayuda a reducir las emisiones per cápita de carbón en muchos países, pero no es suficiente todavía para sostener el ritmo de la creciente demanda de electricidad en la mayoría de países emergentes», advierte el informe.

Este grupo de reflexión pidió a los miembros del G20 que acuerden este fin de semana triplicar el uso de renovables para 2030 y que presenten políticas claras para prescindir del carbón.

Por Agencias